Saltar al contenido

Diverticulitis y diverticulosis, todo lo que necesitas saber

que es la diverticulitis

El intestino puede sufrir diferentes afecciones en el transcurso de nuestra vida, pero si eres mayor de 40 años será más probable que padezcas de una enfermedad bastante común estos días: la diverticulitis. Aunque suene igual que la diverticulosis no son lo mismo, una de ellas es más peligrosa que la otra y lo descubrirás en breve con toda la información que te hemos traído.

que es la diverticulitis

¿Qué es la diverticulosis y la divertilitis?

La enfermedad diverticular es una afección que afecta las paredes y la mucosa del intestino grueso (colon). Se compone de dos patologías que son la diverticulosis y la diverticulitis. La primera se trata de unos pequeños bultos, de pliegues o de hendiduras que aparecen en el revestimiento del colon y que causan la malformación de la pared intestinal; cuando estos bultos se hinchan, se inflaman o se infectan la patología se pasa a denominar diverticulitis. Por tanto, la segunda es una derivación más grave de la primera enfermedad.

Con frecuencia estos bultos solo aparecen en el costado izquierdo del colon (denominado sigma) aunque también pueden aparecer a lo largo de las paredes del mismo. Tanto en la primera como en la segunda condición estos bultos reciben el nombre de divertículos del colon.  Se trata de una afección muy común cuyo rango de padecerla se eleva después de los 50 años. En promedio, la mitad de las personas mayores de 60 la padecen y, en su mayoría, casi todos mayores de 80 sufren de esta.

Importante
¿Ya conoces el método natural para curar el colon irritable? Se llama “Adiós Intestino Irritable” <= Clic Aquí para saber más.

¿Cuáles son los síntomas de la diverticulosis?

Entre las dos afecciones la diverticulosis es la más común de todas. A pesar de esto, el 80 por ciento de los pacientes no presenta ningún tipo de síntoma a lo largo de ella y esta solo es descubierta en un examen exploratorio para detectar o eliminar otra afección. Pese a esto, no podemos decir que una patología asintomática por lo que podremos seleccionar los síntomas más comunes de la diverticulosis:

  1. Calambres abdominales.
  2. Hinchazón en la parte baja del abdomen.
  3. Constipación leve.
  4. Fístulas.
  5. Inflamación en el abdomen.

Los pacientes pueden presentar uno o más de estos síntomas y, si se encuentran en un rango superior a los 50 años, deben acudir a un especialista pues es casi seguro de que padecen de esta enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas de la diverticulitis?

sintomas de la diverticulitisAunque es un poco menos frecuente que la anterior, los pacientes que sufren de diverticulitis sí presentan síntomas muy concretos que permiten al especialista determinar que se trata de esta patología. Cabe recalcar que no todo divertículo puede desencadenar en diverticulitis sino que más bien se trata de un proceso aislado. Más abajo hablaremos de ello pero primero pasemos a reseñar sus principales síntomas:

  1. Fiebre y vómitos constantes.
  2. Náuseas y dolor de cabeza.
  3. Dolor de estómago agudo.
  4. Sangrado leve al evacuar.
  5. Cambio en la forma y contextura de las heces.

Cuando se presenta uno o todos estos síntomas en señal de que un divertículo ha derivado en una complicación mayor y se inflamado pasando a padecer de diverticulitis. Al igual que en el caso anterior, lo mejor es acudir cuanto antes a un especialista para empezar su respectivo tratamiento.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad diverticular?

Durante décadas se creyó que el principal motivo de la aparición de estos bultos era el escaso consumo de fibra por parte del paciente. Sin embargo, y gracias a los avances en la tecnología, se sabe que, pese a no ser una causa descartable, no es la razón directa por la cual puede o no aparecer divertículos en las paredes del colon. En este sentido, unas de las posibles causas para estos son:

  • Aumento en la presión interna del colon por hacer uso excesivo de la fuerza.
  • Una predisposición familiar genética en el pasado.
  • Una vida con excesos en el consumo de tabaco, alcohol y una dieta poco saludable.
  • En el caso de la derivación de la enfermedad a diverticulitis (hinchazón e infección de los divertículos) se trata por la retención de materia fecal en el área que fomenta a que estos bultos de malformen.
  • Una vida sedentaria.
  • Abuso de medicamentos con esteroides.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad diverticular?

El diagnóstico para ambas patologías es idéntico y el especialista decidirá usar tal o cual procedimiento dependiendo de la evidencia que le aporte el paciente en cuanto a los síntomas. En este sentido, el diagnóstico se realizará con uno o varios de los siguientes exámenes:

  • Pruebas de sangre: para detectar posible infecciones del colon que son señal inequívoca de padecer de diverticulitis.
  • Muestra de heces: para evaluar la condición de las evacuaciones y determinar si se sufre o no de esta enfermedad.
  • Examen digital del recto: para determinar la condición de las paredes del recto así como también de posibles malformaciones en la zona.
  • Colonoscopia: con la cual podrá evaluar de manera más certera las zonas alejadas del recto así como hacer una valoración más objetiva del daño producido por los divertículos.
  • Radiografía y enema de bario: para terminar de verificar la presencia de los divertículos o para buscar aquellos bultos que son muy pequeños y que no pudieron divisarse en la colonoscopia.

Finalmente, como complemento de esto, el especialista también revisará el historial médico del paciente con el cual terminará de reunir los datos necesarios para hacer su diagnóstico final. En todos los casos, como se ve, se trata de procedimientos poco invasivos, indoloros y nada traumáticos para las personas.

¿Cuál es el tratamiento para la diverticulosis?

Como ya se dijo la diverticulosis es más común que la diverticulitis. Además de ello, esta es menos grave y, por tanto, su tratamiento es menos invasivo y estresante para las personas. Cuando un paciente padece de estos divertículos solo debe modificar la dieta, realizar ejercicio regular y beber abundante líquido para eliminar todos los síntomas.

Por otro lado, de ser necesario, el especialista puede recetarle fármacos antiinflamatorios o antiespasmódicos para eliminar los síntomas de ser estos molestos para la persona. En el mismo sentido, se recomienda a este tipo de pacientes que incluyan las bebidas calientes tipo infusiones para mejorar el funcionamiento del aparato intestinal.

¿Cuál es el tratamiento para la diverticulitis?

Puesto que se trata de una infección e hinchazón de los bultos del colon se necesitará de un tratamiento más invasivo para contrarrestar su crecimiento y la infección de toda el área. Por esta razón, algunos de los posibles tratamientos para esta patología son:

  • Fármacos: entre los cuales podemos mencionar antibióticos a base de esteroides, antiinflamatorios y antiespasmódicos. En el mismo sentido, estos vienen acompañada de una dieta saludable y una ingesta de abundante líquido. El 60 por ciento de los pacientes se recuperan con este tipo de tratamiento.
  • Intervención quirúrgica: para eliminar los bultos grandes que no se han desinflamado ni desinfectado con los fármacos recetados. Se trata de una intervención muy sencilla que dura solo unos minutos que no deja secuelas mayores en el paciente.
  • Resección del colon: en caso de que los divertículos estén muy infectados (o el área estar muy expuesta a que aparezcan más de estos en el futuro), el médico puede realizar una resección del colon en la cual eliminará la parte afectada por completo cortándola y uniendo luego las partes sanas. Aunque suene peligroso, se trata de una intervención de rutina que solo requiere del reposo del paciente para una correcta recuperación.

Al igual que para desintoxicar el colon existen concentrados como el Colon Cleanse, para curar la diverticulitis hay varios suplementos nutricionales que pueden aliviar los síntomas. Los puedes incorporar a tu tratamiento previa aprobación de tu doctor.

Para finalizar puntualizamos que, al igual que con otras afecciones que afectan al aparato intestinal, es fundamental mantener una dieta balanceada para reducir las posibilidades de padecer en el futuro una enfermedad de este tipo. Los remedios caseros pueden ser un complemento pero no sustituir el tratamiento de un médico calificado.

¿Qué puede comer una persona con diverticulitis?

diverticulitis que puedo comerUn paciente con diverticulosis puede comer alimentos con poca grasa, evitar frituras y otros alimentos con grasas saturadas. Son los enemigos número uno para el colon y empeoran la inflamación de las bolsas diverticulares.

El consumo de carne también debe ser reducido o eliminado. Una dieta a base de plantas es ideal cuando el tracto intestinal está lastimado de esta manera. Para descomponer las carnes el estómago tiene que producir más ácidos gástricos y esto solo empeora la condición.

Las comidas no deben estar sazonadas en exceso, por supuesto sin picantes ni irritantes de otro tipo. Los líquidos fríos tampoco ayudan a aliviar la diverticulitis. Frutas no ácidas como la pera, las bananas, papayas, sandías y manzanas rojas son buenas aliadas para aliviar los síntomas.

A pesar de todo debes tener en cuenta que esta enfermedad no tiene una cura confirmada. Sin embargo se puede llevar una vida normal sin tener que sacrificar el disfrute de unas buenas comidas, solo debes adaptarte a lo que puedes comer y buscar nuevas recetas que preparar con los nuevos alimentos que incorporarás a tu dieta.

 

Diverticulitis y diverticulosis, todo lo que necesitas saber
5 (100%) 2 votes

error: Content is protected !!